Grupo de Liturgia

Quiénes somos

Como su nombre indica el grupo de liturgia se encarga de la liturgia, pero… ¿Qué es la liturgia?

“Se denomina liturgia a la forma con que se llevan a cabo las ceremonias en una religión”.

Un poco de historia

El término liturgia proviene del griego λειτουργια (leitourgía) que significa obra del pueblo. Está compuesto por λαος (láos) = pueblo y εργον (érgon) = trabajo, obra. En el mundo helénico este término no tenía las connotaciones religiosas actuales, sino que hacía referencia a las obras que algún ciudadano hacía en favor del pueblo o a las funciones militares y políticas, etc.

Esta palabra comenzó a tener un sentido religioso cuando los traductores del Antiguo Testamento de lenguas semitas al griego, la utilizaron para referirse al culto externo (principalmente sacrificios) que los sacerdotes y ofrecían en el templo.

Hoy, la Liturgia católica, en sentido general objetivo, es lo mismo que culto público de la Iglesia y puede definirse como “el conjunto de acciones, fórmulas y cosas con que, según las disposiciones de la Iglesia católica, se da culto público a Dios”.

Nuestro objetivo

En el grupo de Liturgia trabajamos para animar las diferentes celebraciones de la Comunidad con el objetivo de que su vivencia sea más profunda y enriquecedora desde el punto de vista individual y comunitario.

Nuestra forma de trabajar

Nos reunimos semanal o quincenalmente dependiendo de las necesidades. Nuestra labor se centra especialmente en los llamados tiempos fuertes, esto es, Adviento, Navidad, Cuaresma, Semana Santa y Pascua. También trabajamos con especial relevancia las celebraciones comunitarias de la penitencia y fiestas destacadas en el calendario litúrgico.

En nuestras reuniones buscamos una temática central o hilo conductor de los citados tiempos fuertes intentando que haya una coherencia a lo largo de los domingos y celebraciones que lo constituyen.

Nuestras fuentes de inspiración son principalmente las lecturas que se proclamarán en las Eucaristías dominicales, especialmente, los textos evangélicos, y también otros materiales litúrgicos, como cuadernillos, manuales, etc.

Una vez contamos con el hilo conductor y las ideas básicas sobre las que trabajar entramos en una fase más creadora y plástica, generando frases para el pendón, carteles, símbolos, tarjetas, etc.

Otro aspecto importante de nuestra función consiste en la redacción de las moniciones, preces y oraciones de acción de gracias.

Colaboradores litúrgicos

La labor del grupo de liturgia no podría llevarse a cabo si no contásemos con la colaboración de numerosas personas que participan en las celebraciones, seleccionando y ensayado los cantos, proclamando las lecturas, portando las ofrendas, leyendo las preces, ayudando en la ornamentación del templo. Puede decirse que todos ellos también forman parte de nuestro grupo.

El grupo de liturgia somos todos

Si colaborar activamente en las celebraciones es una forma de pertenecer al grupo de liturgia, todas las personas que acuden a las celebraciones y participan forman parte del grupo. La liturgia es cosa de todos, ¡implícate!

Debes haber accedido para publicar un comentario.